30 mayo, 2011

Comida chatarra y niños: un tema que necesita voluntad política

El 12 y 13 de mayo hubo una consulta en la sede de la OPS en Washington para elaborar un documento que se enviará a los gobiernos a fin de que implementen las recomendaciones aprobadas el año pasado. Este documento será un insumo para la Reunión de la ONU sobre Enfermedades no Transmisibles que se realizará en septiembre próximo.

Hubert Linders escribe a continuación.


La falta de voluntad política de la industria, pero también de los gobiernos, fue la tónica de los ejemplos entregados por los diferentes países participantes.

William Dietz del Centro de Control de Enfermedades de EE.UU. dijo que la publicidad de alimentos es sólo una pieza del rompecabezas. En su presentación contó que el Congreso explícitamente prohibió hace más 30 años a la Federal Trade Commission (FTC ) regular este tema, lo que muestra la fuerza del lobby de la industria de alimentos, publicidad y televisión. Recientemente la FTC publicó medidas voluntarias y abrió una consulta pública para recibir comentarios hasta el próximo 15 de julio.

La respuesta a la pregunta “¿Qué pasa si las empresas no cumplen las reglas voluntarias?” fue decepcionante: “… falta voluntad política para tomar medidas más fuertes y obligatorias.” El gobierno de los EE.UU. no quiere legislar sobre este tema.

La representante de la Agencia de Vigilancia Sanitaria de Brasil (
ANVISA), Maria José Delgado Facundes, explicó lo que pasó en Brasil con la propuesta de 2010. La industria está haciendo un juicio en contra de ANVISA debido a que según ella, esta agencia no tendría competencia para regular este tema…

En Washington el trabajo esta vez consistió en leer y discutir un documento de trabajo para elaborar recomendaciones y propuestas de acciones concretas que pueden llevar a cabo los gobiernos para implementar la resolución de la AMS de mayo 2010.

Participé en un grupo de trabajo sobre Monitoreo de la Implementación. Nuestra posición es que las organizaciones de consumidores pueden y deben jugar un rol importante. Sin embargo, para la OPS los gobiernos tienen que liderar todo el proceso, incluso el monitoreo.

Según las conclusiones del grupo en el que participé, tener un observatorio (virtual) basado en una página web con los resultados del monitoreo puede ser útil. Si esta herramienta diera la oportunidad a los consumidores de informar sobre infracciones a las regulaciones, sería posible involucrar a la sociedad civil. Esto serviría para vigilar mejor a las empresas porque ni los gobiernos ni las organizaciones de consumidores pueden fiscalizar todas las formas de marketing que existen.

El segundo día comenzó con presentaciones cortas de la situación actual en Canadá, México y Chile, y una presentación breve de Consumers International. La representante de Canadá puso un buen ejemplo de cómo la industria puede ignorar o eludir las regulaciones, pues aunque desde hace 30 años en la provincia de Quebec está prohibida toda la publicidad de alimentos dirigida a los niños, éstos ven la misma cantidad de publicidad de comida no saludable, pero dirigida al público adulto. Esto muestra que hay que aspirar a una prohibición total de toda la publicidad de alimentos no saludables, sea dirigida a niños o no.

México mostró que el Código de Autorregulación de las empresas, conocida como
PABI, una versión empobrecida de la de EE.UU. no funciona. Es ineludible aquí tomar medidas legislativas porque la salud pública no puede ser la responsabilidad de la industria. En este caso, también falta la voluntad política de regular…

Chile ya conoce el veto del presidente respecto a la propuesta de ley aprobada por los diputados. Se trata de un proyecto de ley sobre Promoción y Venta de Alimentos aprobada por el congreso en abril y que está a la espera de confirmación o veto del presidente y que ha levantado una ola de protesta de la industria y a la que, incluso el ministro de Salud, llamó irónicamente la
‘ley del Súper Ocho’ (un popular chocolate) para enfatizar en el carácter supuestamente ‘exagerado’ de esta ley.**

Respecto de la consulta de la OPS, como resultado del debate en Washington se incorporaron cambios al documento de trabajo. Hace poco llegó la segunda versión y a fines de junio se espera una tercera y última versión que circulará entre los expertos para reunir sus comentarios.
____________________________________

**NOTA DE la ED: Poco después de la publicación de este artículo se conoció el veto presidencial a la ley que regula la venta y el etiquetado de alimentos en Chile. Este veto habría cambiado los acuerdos sobre el etiquetado, empobreciendo la información dirigida al consumidor, entre otras medidas que minarían el proyecto inicialmente presentado.