09 noviembre, 2011

Servicios financieros: lo que logramos en el G20

La Directora General de Consumers International, Helen McCallum, escribe aquí sobre el más reciente éxito para el movimiento global de consumidores.

Sólo hace poco más de catorce meses, Consumers International (CI) lanzó una campaña nueva y emocionante que llamó a los líderes del G20 reunidos en Seúl a hacer recomendaciones sobre la protección del consumidor financiero. Con la reciente declaración de la Cumbre de Cannes, pensamos que ahora es un buen momento para ver lo que hemos logrado.


Esto es lo que la declaración dice sobre la protección del consumidor financiero:


"Estamos de acuerdo en que la integración de las políticas de protección al consumidor financiero dentro de un marco de regulación y supervisión contribuye a fortalecer la estabilidad financiera, aprobamos el informe de la FSB sobre protección del consumidor financiero y los principios de alto nivel sobre la protección del consumidor de servicios financieros elaborado por la OCDE junto con la FSB. Llevaremos a cabo la plena aplicación de estos principios en nuestras jurisdicciones y pedimos a la FSB y la OCDE, junto a otros organismos pertinentes, que informen sobre los progresos en su aplicación en las próximas cumbres y desarrollen nuevas directrices si esto es pertinente”.


En muchos sentidos, esta es una afirmación muy fuerte. El informe de la FSB que apoyó el G20, pide más trabajo en tres áreas.


En primer lugar
, el desarrollo de una nueva organización internacional con un claro mandato y recursos suficientes para apoyar la protección del consumidor financiero en la banca y el crédito. Esta organización se construirá en base a la existente FinCoNet, red de las autoridades reguladoras nacionales. FinCoNet se reunirá el miércoles 9 de noviembre para discutir de su nueva estructura y mandato. CI estará allí.


En segundo lugar
, el establecimiento de instituciones nacionales con buenos recursos y claramente responsables de la protección financiera del consumidor.


Y en tercer lugar,
acciones para ayudar a los reguladores a definir los productos financieros riesgosos e injustos frente a conflicto de intereses, mediante la exigencia de la divulgación de los pagos de comisiones y la consideración de las ventajas de ofrecer productos básicos y de bajo riesgo financiero.


Base de referencia


Además, el G-20 aprobó y se comprometió a aplicar los principios de alto nivel de la OCDE para proteger al consumidor financiero que - aunque no incluya todo lo que pedimos - establece una buena base de referencia sobre la que podemos construir.


También tenemos el compromiso de que las futuras cumbres recibirán informes sobre los progresos en la ejecución de este trabajo, efectivamente dando a las organizaciones de consumidores un proceso mediante el cual podremos medir el progreso en esta área crucial en los próximos años.


Por supuesto que no logramos todo lo que pedíamos, pero este es un paquete sólido, que aborda muchos de los temas clave sobre los que hemos estado haciendo campaña y nos da mucho para seguir adelante. Vamos a presionar por el trabajo propuesto por la FSB y el desarrollo de directrices fuertes que añadan los detalles que se encuentran ausentes de los principios de la OCDE.

Razones

H
ay muchas razones para nuestro éxito, pero por mencionar sólo dos: los servicios financieros eran el tema adecuado en el momento adecuado, a partir del caos y las dificultades causadas por la crisis financiera; y los gobiernos estaban finalmente preparados para hacer frente a lo que ha sido una preocupación de larga data de los consumidores: la seguridad y la equidad de los servicios financieros.

Pero igualmente importante fue el hecho de que la campaña se basó en la experiencia y los conocimientos de las organizaciones miembros de CI y recibió el apoyo entusiasta de sus pares en todo el mundo.


Durante los últimos catorce meses las organizaciones miembros de CI han escrito a los gobiernos en todos los países del G-20 y a muchos gobiernos de países que no pertenecen a este grupo. Hemos tenido la cobertura y los comentarios de varias agencias de noticias, hemos desarrollado un conjunto de recomendaciones que nos ha hecho ganar un respeto considerable, las que fueron divulgadas antes que ningún otro organismo internacional lo hciera, llevamos a cabo sesiones de consulta con los miembros para la FSB y la OCDE en Hong Kong y Bruselas, y hemos respondido a cada proyecto de borrador, y presionado a muchos de nuestros representantes nacionales.


Por supuesto que no hemos logrado todo lo que queríamos y CI continuará haciendo campaña para que los líderes del mundo trabajen sobre esas recomendaciones y mediante procesos internacionales que aseguren que los gobiernos actúen de acuerdo a sus compromisos.


¡Pero es todo un éxito para los miembros de CI en todo el mundo y un motivo de celebración!


Lea quí el texto original en inglés