17 julio, 2015

Directrices ONU: gran paso adelante para la protección del consumidor

Las Directrices de la ONU para la Protección del Consumidor constituyen el plan maestro para la protección del consumidor. 

La Directora General de Consumers International (CI), AMANDA LONG, escribe a continuación sobre la histórica y reciente reunión en Ginebra, donde se aprobó el borrador final de las Directrices revisadas después de 3 años de contribuciones de CI en nombre de sus organizaciones miembros.

____________________________

La semana pasada tuve el honor de asistir a una reunión especial en la sede de la ONU en Ginebra.

Junto con delegaciones gubernamentales, representantes de los consumidores y expertos, la reunión acordó la redacción final de las Directrices de la ONU para la Protección del Consumidor que se presentará a la Asamblea General de las Naciones Unidas para su aprobación antes de que finalice el año.

Las grandes victorias para los consumidores conseguidas en este proceso, incluyen propuestas para:
  • Crear un Grupo Intergubernamental de Expertos (IGE) en derecho y política de protección del consumidor para vigilar la aplicación de las Directrices, servir de foro para el intercambio de las mejores prácticas y proporcionar cooperación técnica y creación de capacidad en países y economías en transición; 
  • Añadir orientaciones sobre comercio electrónico, servicios financieros, servicios públicos, buenas prácticas comerciales y cooperación internacional;
  • Incluir paridad de trato entre los consumidores en línea y fuera de línea,  y la protección de la privacidad de los consumidores.
Para CI esto ha sido un largo pero importante viaje. En nombre de nuestros miembros, hemos jugado un papel central en la revisión de las Directrices de la ONU durante casi tres años, contribuyendo con observaciones detalladas y recomendaciones en cada paso del camino.

La revisión debía realizarse hace tiempo. La mayoría de las Directrices fueron escritas antes de 1985, cinco años antes del nacimiento de la World Wide Web y mucho antes que los teléfonos móviles se convirtieran en una parte tan habitual en la vida de muchas personas.

Un esfuerzo de colaboración

CI ha estado en el corazón de la acción durante varios años. Volviendo a 2013, fuimos los primeros en producir un conjunto completo de detalladas recomendaciones.

Hemos trabajado estrechamente con nuestras organizaciones miembros, así como del personal de la UNCTAD y de sus Estados miembros  a fin de contribuir a la redacción final que vimos la semana pasada.

Progreso real

El nuevo texto permite que las Directrices sigan siendo el innovador instrumento internacional para fortalecer y mejorar la protección de los consumidores a nivel mundial.

Particularmente me alegró el alto nivel de compromiso de establecer un Grupo Intergubernamental de Expertos para apoyar y supervisar la aplicación de las Directrices. Esto realmente será clave para garantizar su aplicación efectiva.
 
El próximo paso

Por supuesto que no conseguimos todo lo que queríamos. Falló en no incluir el Acceso al Conocimiento y la comercialización responsable en sectores específicos como alimentos, bebidas y tabaco; tales son las principales omisiones y temas que deberemos seguir apoyando a través de otros medios.

Asegurar que las Directrices revisadas mejoren la protección de los consumidores en todo el mundo es el verdadero desafío que enfrentamos, pero uno por el cual CI está ansiosa de comenzar a trabajar.