04 mayo, 2011

Lisa Gunn: urge mayor oferta de productos y servicios sustentables

Escribe Lisa Gunn, Coordinadora Ejecutiva del Instituto Brasileño de Defensa del Consumidor (IDEC). Lisa participó en el debate titulado "¿Todos los caminos deberían conducir a Río+20?" junto a Jan Gustav Strandenaes, Asesor Senior de la Alianza Nórdica para el Desarrollo Sustentable (ANPED), y Rasmus Kjeldahl, Director Ejecutivo del Consejo Danés de Consumidores.


Para Idec, Río+20 será un momento importante para movilizar la atención mundial hacia la necesidad urgente de tomar medidas para hacer una revolución en la forma en que producimos y consumimos. Hace 10 años, nos dimos cuenta que, como organización de consumidores, debemos trabajar duro contribuyendo al desarrollo de alternativas accesibles para cambiar los hábitos de los consumidores.

Al mismo tiempo, nos enfrentamos al desafío de reducir para el año 2020 un 40% las emisiones de gases de efecto invernadero de modo que la temperatura no suba más de 2 grados, no podemos olvidar que tenemos el reto de garantizar el acceso a bienes y servicios para millones personas que están fuera o sólo recientemente entraron al mercado.

Revolución de patrones

No es justo decir que la fiesta terminó. Necesitamos alternativas sustentables de productos y servicios para que todos los consumidores puedan satisfacer sus necesidades. Para ello requerimos hacer una revolución en nuestros patrones de producción y consumo. Las organizaciones de consumidores ya no sólo trabajan desde una perspectiva de derechos, sino que asumen las responsabilidades de los consumidores.

Mucho se habla del papel de los consumidores, de cómo ellos pueden cambiar las cosas. Sí, el consumidor tiene el poder de elegir, pero... ¿existen opciones sustentables accesibles que todos los consumidores puedan pagar?

Gobiernos, empresas y organizaciones

No podemos olvidar que existe una responsabilidad compartida entre los consumidores, empresas y gobiernos. Los gobiernos deben ser más ambiciosos en la realización de las políticas públicas, y las empresas deben ser más proactivas, incluso repensar sus modelos de negocio.

Las organizaciones de consumidores tienen la función de informar y educar a los consumidores sobre la relación entre hábitos de consumo e impactos sociales y ambientales, así como sobre las alternativas para cambiar los hábitos de consumo. También deben representar los intereses de los consumidores en el desarrollo de alternativas de producción y consumo, afirmando un derecho fundamental de los consumidores: el derecho a la información.

Más productos y servicios sustentables

Tenemos que luchar para obtener productos y servicios más sustentables, y que sean accesibles a todas las personas, pues los que existen ahora son tratados como nichos de mercado.

Río+20 marca de 20 años de la Conferencia del Clima y será un momento importante, considerando la gravedad de la situación, para exigir no sólo de los gobiernos sino también de las empresas, progresos significativos en la oferta de alternativas accesibles de bienes y servicios - sin maquillaje verde (greenwashing)!