13 noviembre, 2013

¿Puede una aplicación de alimentos hacernos más saludables?



Boyd Swinburn, profesor de Nutrición y Salud Global de la Universidad de Auckland, explica cómo una nueva aplicación muy popular está identificando la salubridad de nuestros alimentos, mediante la asociación de consumidores con científicos.

Si los ambientes alimentarios no saludables están impulsando la epidemia de la obesidad, ¿cómo están respondiendo los gobiernos y la industria alimentaria? ¿están creando ambientes más saludables para nosotros?

Por ejemplo: ¿Se ​​está reduciendo la sal, el azúcar o la grasa de los alimentos procesados? ¿Están nuestros hijos menos expuestos a la comercialización de alimentos poco saludables en la televisión, Internet, y por medio del patrocinio? ¿La comida más saludable está siendo cada vez más barata? ¿Las etiquetas de los alimentos son cada vez más fáciles de interpretar? ¿Está aumentando el porcentaje de escuelas que cumplen con pautas alimentarias saludables?

Creo que todas estas son buenas preguntas - de hecho cruciales para nuestra salud nutricional-pero ¿quiénes las está contestando? Todos los países suscribieron el plan de la Organización Mundial de la Salud para monitorear los cambios en las enfermedades no transmisibles y sus factores de riesgo como la presión arterial alta, colesterol alto y obesidad.

Pero
este marco de seguimiento no contestará ninguna  pregunta acerca de las políticas alimentarias y cuestiones del medio ambiente que planteé anteriormente. Un grupo de académicos de una docena de universidades de todo el mundo y varias organizaciones no gubernamentales, como Consumers International, han pensado que esto no era suficiente. Así que decidimos crear nuestro propio sistema de seguimiento para complementar los esfuerzos de la OMS.

Hemos creado un grupo llamado INFORMAS que significa Red Internacional de Alimentación y Obesidad / Investigación sobre ENT, Monitoreo y Acción de Apoyo (www.informas.org).Al parecer, todas las organizaciones y proyectos necesitan siglas en estos días y, curiosamente, 'informas' resulta ser Esperanto para el tiempo presente del verbo informar, así que creo que es bastante adecuada (y se encuentra fácilmente, lo qué es importante en la era de la electrónica).
INFORMAS se puso a trabajar enseguida y recientemente publicó una serie de artículos sobre cómo deberíamos monitorear yevaluar comparativamente los ambientes alimentarios. La siguiente pregunta, una vez que estamos testeando a través de pruebas piloto las mediciones en varios países, es ¿cómo vemos que los consumidores están siendo involucrados? 

Para mí esta es
una de las partes realmente interesantes de todo el esfuerzo que hace INFORMAS. Al trabajar con Bupa Australia, nuestros colegas de INFORMAS en el Instituto George para la Salud Global ya están utilizando una colaboración abierta (crowdsourcing) de datos en algunos países en los que se ha puesto en funcionamiento una aplicación gratuita para smartphone llamada Foodswitch.

Los consumidores pueden utilizarla
para escanear los códigos de barras de los alimentos y obtener información sobre los nutrientes en forma de semáforo para reflejar cantidades bajas, medias o altas de sal, grasas saturadas y azúcar, e incluso sugiere opciones alternativas más saludables si corresponde.

Esta aplicación
ha sido muy popular donde se ha puesto en marcha y, de hecho, los consumidores también han podido ayudar a actualizar la base de datos, porque si el código de barras no se reconoce se le pide al consumidor que tome fotos del paquete y las envíe de manera que el alimento pueda agregarse a la base de datos; verdaderamente es un esfuerzo de colaboración entre los científicos y los consumidores. Pero tenemos más en mente a medida que
INFORMAS progresa.

Eventualmente queremos tener el mismo tipo de crowdsourcing para el marketing dirigido a la población infantil y planeamos incluir al público en nuestros sistemas.

La idea es calificar cómo lo están haciendo tanto los gobiernos como las empresas en términos de darnos el tipo de ambientes alimentarios que hacen que la elección de alimentos saludables sea la opción más fácil o la opción por omisión.

Algo que seriamente ha faltado en todo el debate sobre la prevención de la obesidad y otros problemas de salud relacionados con problemas de salud es la fuerte voz del consumidor. Necesitamos esto para crear una demanda hacia gobiernos y empresas para que actúen en favor del interés público en materia de alimentos. 

Esperamos que INFORMAS sirva de plataforma para esa voz.

4 comentarios:

FIC Argentina dijo...

¡Hola! Nosotros desde la Fundación Interamericana del Corazón estamos desarrollando una aplicación para celulares que ayude a las personas a detectar la cantidad de grasas trans en los alimentos y elegir opciones saludables. Pueden ver más información en nuestra página web: http://www.ficargentina.org/index.php?option=com_content&view=article&id=290%3Anuestra-aplicacion-nutrialerta-gano-1d-premio-en-concurso&catid=61%3Aarchivo-de-noticias&Itemid=17&lang=es ¡Saludos!

Marcela Ortiz, editora blog de CI dijo...

Muchas gracias por la información! Visitaremos su sitio.
Saludos!

Hubert Linders dijo...

Otro ejemplo de una app que puede servir la salud: un mensaje de texto de su cardiólogo: 'tómese sus medicamentos'
Más información

Hubert Linders dijo...

No es una "app" pero sí usa de las TIC: mensajes de texto para perder peso.
Más información aquí: link