26 agosto, 2011

Consumo, Piratería y Ciudadanía Digital

A continuación, ofrecemos un artículo del Colectivo Ecologista Jalisco (CEJ, Guadalajara, México) redactado cuando faltan sólo algunos días para la realización del Panel sobre Derechos de los Consumidores en la Era Digital el 31 de agosto. El CEJ es una de las organizaciones auspiciadoras del evento, al igual que la red A2K conducida por la oficina de Asia-Pacífico de CI. El evento está organizado por el Centro Universitario de Ciencias Económico Administrativas de la Universidad de Guadalajara (CUCEA).


Todos sabemos que internet ha cambiado nuestras vidas radicalmente en los últimos años. Si bien en un principio era una especie de catálogo virtual de productos y servicios, con uno que otro contenido de carácter social o educativo, las redes sociales han democratizado la publicación de contenidos por parte de personas que generan información en todos los ámbitos del conocimiento. Así, el acceso a la información se ha hecho posible como nunca antes.

Pero no sólo eso, el acceso a internet ha permitido la construcción y consolidación de movimientos sociales desde sus inicios. Incluso desde la década de los 90 el movimiento zapatista tuvo una gran repercusión a nivel internacional por contar con una gran cantidad de contenido digital en blogs y páginas web que mediatizó al levantamiento indígena como ninguno otro en la historia. En los años recientes hemos visto levantamientos sociales no sólo en el mundo árabe, sino también en Europa y Sudamérica en los que las redes sociales han jugado un rol fundamental.

Comunidades digitales

El Internet 2.0* también ha permitido la unificación de comunidades sentido dispersas a través del tiempo y el espacio.

Antes, se consideraba que una comunidad era aquella que compartía un mismo espacio geográfico, así como los mismos usos y costumbres; por ejemplo, los purépechas, nahuas o menonitas. Hoy existen comunidades digitales que comparten ideales, a veces utópicos, que fomentan el trabajo colaborativo y acción ciudadana.

Tales grupos participativos podrían ser considerados comunidades sentido que pueden ser agrupadas gracias a las redes sociales. Así, en Facebook podemos encontrar grupos de discusión de temas relacionados con urbanismo, medio ambiente, políticas públicas, o bien fútbol.

Es indudable que tales herramientas pertenecientes a la actual era digital permiten ejercer un nuevo tipo de ciudadanía que anteriormente no se conocía. Hoy, cualquier ciudadano/a de a pie puede tener contacto directo con sus gobernantes.

Corrientes distintas de pensamiento

Todas estas características, hacen de la web una especie de mente universal donde se conjuntan conocimiento colaborativo e intención propositiva. Internet es el ideal utópico de democracia y de justicia social donde todos tienen acceso a lo mismo, sin importar la condición social.

En Internet, todo es de todos. Pero, esto no es redituable y por lo tanto, no deseable para muchos. Bajo el pretexto de proteger la propiedad intelectual, el consumidor de Internet se penaliza e instrumentos legales a nivel internacional buscan legislar el uso de la web. Es aquí donde dos corrientes de pensamiento se confrontan.

Compartir y acceso al conocimiento

Por un lado nos encontramos con aquellos que afirman que cada idea o producto es resultado del esfuerzo o ideas de cientos de personas que le precedieron.

Thomas Alva Edison no hubiese podido haber inventado el foco, de no haber sido por las aportaciones de personajes como Alexander Lodygin, Humphry Davy o Warren de la Rue quienes hasta la fecha permanecen en el anonimato.

Acumulativamente, incluso las aportaciones a la ciencia por parte de científicos griegos como Arquímides, o Hipócrates sentaron las bases para la invención de la bombilla eléctrica. ¿Habría Edison podido desarrollar este objeto sin la aportación del sistema numérico de la civilización árabe al mundo? Para un sector de la sociedad de la información, toda idea o producto es colectivo.

Por otro lado, se encuentra un sector de la sociedad que defiende la propiedad intelectual e impulsa legislaciones punitivas a todos aquellos que osen llevar a cabo una de las actividades más humanas de la sociedad: el compartir.


Datos del evento:


Panel: #Consumo, #Piratería y #CiudadaníaDigital
Miércoles, 31 de Agosto • 9:00 - 13:00 hrs
CUCEA, Auditorio central. Periférico Norte 799
Núcleo Universitario Los Belenes, Guadalajara, México.