15 junio, 2012

Por el fin de la obsolescencia programada!


El Instituto Brasileño de Defensa del Consumidor (Idec) y Abong han organizado un debate en el marco de la Cumbre de los Pueblos, este 22 de junio (13-15 horas).


A pesar de todos los avances tecnológicos que han dado lugar a la creación de una diversidad de materiales disponibles para la producción y el consumo, ¿por qué hoy nuestros aparatos son peores en cuestión de durabilidad que hace 50 años? Los productos son fáciles de comprar, pero no están diseñados para durar, y los consumidores y consumidoras sufren por darles un destino final adecuado. 

Esta realidad y las medidas prácticas que los gobiernos y las empresas deben aplicar para cambiarla se discutirá en la "Producción y consumo sustentables: por el fin de la obsolescencia programada."

La actividad, organizada por el Instituto Brasileño de Defensa del Consumidor (Idec) y Abong, se llevará a cabo el 22 de junio desde las 13 a 15 horas, en la tienda Ágora Ambiental (en el Museo de la República), como parte del programa de la Cumbre de los Pueblos en Río + 20 por Justicia Social y Ambiental. 

En el debate, se mostrará el documental "Comprar, tirar, comprar - La Conspiración de la bombilla", de la directora Cosima Dannoritzer. La película cuenta la historia de cómo la industria ha trabajado en los últimos 100 años para promover un mayor consumo al ofrecer productos de menor calidad.


Frente social unido

Para la investigadora de Idec, Adriana Charoux, el evento tiene como objetivo organizar un frente unido de la sociedad civil para presionar a los cambios en los patrones de producción y consumo, a fin de reducir el rechazo innecesario de toneladas de residuos electrónicos y tóxicos para el planeta, exigencia que se describe en la Plataforma de los Consumidores para un Consumo Sustentable Río+20

"Las empresas tienen que asumir la responsabilidad dentro de la Política Nacional de Residuos Sólidos", subraya Charoux.

Cabe señalar que la humanidad está ahora consumiendo un 30% más de lo que el planeta es capaz de reponer y tenemos que reducir en un 40% las emisiones de gases de efecto invernadero de modo que la temperatura no suba más de 2 ºC.  

Ante la necesidad de promover una revolución en los patrones de producción y consumo, es necesario que el estado regule, supervise y dirija estos nuevos patrones y que las empresas tengan  transparencia, garantizando el acceso del consumidor a la información y asuman la responsabilidad por el ciclo de vida de los productos con el fin de diseñar productos adecuados y sus embalajes y el fin de la obsolescencia programada.

____________________________________

¡Aún puedes firmar la Plataforma de los Consumidores por el Consumo Sustentable para Rio+20!  Adhiere aquí: www.idec.org.br/riomais20