10 enero, 2013

La entrada a la Bolsa de Facebook amenaza activismo sin fines de lucro

Desde su entrada a la Bolsa en mayo de este año, los ingresos se han convertido en una prioridad clave para Facebook, y esto tiene consecuencias para los usuarios y organizaciones sin fines de lucro, dice Madison Cartwright de CHOICE miembro de CI en Australia.



Facebook ha implementado un nuevo algoritmo para asegurar que a las personas que les gustan 100 páginas o más no tengan todas las publicaciones (posts) en sus páginas obstruyendo su suministro de noticias. Esto tiene algunas ventajas evidentes para los usuarios que quieran evitar ser bombardeados con mensajes no deseados.

En la actualidad, se estima que una página determinada sólo podrá alcanzar el 16% de las personas a las que le ha "gustado" la misma. La habilidad del propietario de la página para lograr que lo que publicó sea visto por sus seguidores depende de varios factores.

En primer lugar, Facebook prioriza los mensajes más recientes sobre los más antiguos. Esto significa que los mensajes exitosos deben ser capaces de lograr un gran impacto dentro de un corto período de tiempo a fin de asegurar un alcance global de gran tamaño.

En segundo lugar, Facebook intenta hacer coincidir el tipo de material que publica una persona con sus intereses. El algoritmo aprende cuáles podrían ser estos intereses a través de las acciones de un usuario en el tiempo. Se dará prioridad a ciertos tipos de contenido en función de lo que se pueda aprender acerca de un usuario.

El lado positivo de esto es que las páginas están obligadas a adaptar sus contenidos para seguir los deseos de su público. Los usuarios están mejor atendidos por contenidos que son de mayor interés para ellos. Sin embargo, las páginas todavía pueden pagar para incrementar su alcance.


Estrategias

Hay estrategias que las páginas pueden implementar para aumentar orgánicamente su público, que en su mayoría giran en torno a tratar de aprender qué es lo que atrae a sus seguidores.

Los usuarios también pueden informar a Facebook sobre las páginas que quieren seguir mediante la creación de listas de páginas favoritas. Las páginas pueden animar a su público a hacer precisamente eso.


Desventajas

Sin embargo, una desventaja potencial de este sistema es que puede crear una "filtro-burbuja", que aísle a los usuarios de los diferentes contenidos. La gente puede encontrar más difícil encontrar información nueva o interesante, a menos que sea publicidad pagada.

Muchas organizaciones sin fines de lucro no tienen los recursos para pagar a fin de ampliar su llegada. Con el fin de asegurar que tengan una presencia efectiva en Facebook tendrán que desarrollar estrategias para adaptar su contenido a los intereses de sus fans.

Sin embargo, para las organizaciones no lucrativas dedicadas a promover cambios, puede ser difícil crear contenidos que atiendan los intereses de sus seguidores y al mismo tiempo busquen estimular nuevas formas de pensar.


Seguidores


Todos los públicos tienden a ser diferentes, por lo que cada organización tendrá que tomarse algún tiempo para aprender acerca de sus seguidores. Esto requiere de mucho ensayo y error así como páginas donde uno tendrá que ver qué publicaciones tienen más seguidores, y cuáles no.

Además, el algoritmo no sigue estrictamente los intereses del usuario. Prioriza las actualizaciones realizadas directamente a Facebook en lugar de a través de aplicaciones de terceros, tales como HootSuite.

También es probable que dé mayor peso al contenido de Facebook, como videos subidos al sitio, a través de vídeos incrustados de YouTube.

El algoritmo de Facebook tiene aspectos positivos y negativos para los consumidores. Pero una cosa parece cierta, a medida que Facebook continúe con sus esfuerzos para aumentar los ingresos, éste será el primero de muchos cambios.