02 septiembre, 2014

Revisión de las Directrices entra en etapa final



Es un período crucial del trabajo de CI para asegurar que las Directrices de Protección del Consumidor de la ONU sean actualizadas a la luz de los nuevos desafíos, dice experto de CI en política consumerista, ANTONINO SERRA. 

El movimiento global de consumidores se enfrenta a un gran desafío: tenemos que convencer a los gobiernos para que apoyen nuestras propuestas para estas Directrices.

Es una tarea compleja, dice Antonino, y el tiempo es clave. Las misiones gubernamentales acreditadas ante la UNCTAD, tienen la suerte de este proceso en sus manos; por lo tanto, "el trabajo coordinado que tenemos que hacer será esencial para obtener su apoyo".
_______________________________________
Podemos asegurar que las Directrices sigan siendo el punto de referencia mundial para la protección de los consumidores, y tenemos la obligación de reflejar las necesidades y aspiraciones de millones de consumidores de todo el mundo. Si trabajamos de manera coordinada, este esfuerzo seguramente dará sus frutos. Es importante mirar hacia atrás sobre cómo llegamos a este punto. 

En 2013, CI presentó una propuesta que fue desarrollada con el aporte de sus miembros.

En ella, se identificaron temas que requerían nuevas directrices: servicios financieros, comercio electrónico y energía, entre otros, así como aquellas en las que era necesario adaptar las directrices existentes.

Desde entonces CI siguió participando en el proceso de revisión y envió respuestas a los cuatro grupos de trabajo que se crearon en el año 2013:  Servicios Financieros, Comercio Electrónico, Implementación y Otros Temas.

En estas respuestas reafirmamos los puntos en los cuales creemos que las Directrices deben ser actualizadas.

La primera etapa de este trabajo terminó el 15 de agosto, cuando la UNCTAD publicó un documento titulado "Informe sobre las modalidades para la revisión de las Directrices de la ONU para la Protección de los Consumidores".

La publicación de este informe marca la segunda etapa del proceso. La UNCTAD ha pedido comentarios sobre el informe a todos los grupos de interés - gobiernos, organizaciones internacionales, organizaciones de la sociedad civil - para que los grupos de trabajo puedan contar con ellos a fin de desarrollar propuestas concretas.

Esto significa que a partir de ahora y hasta octubre 2014 los grupos de trabajo identificarán las áreas y temas en los que existe un consenso para avanzar en la actualización de las Directrices.

Es por eso que esta segunda etapa es muy importante. La UNCTAD prevé discutir los textos revisados ​​de las nuevas Directrices, que tendrán la forma de una resolución, en una reunión que se celebrará en Ginebra, en enero de 2015. Se espera que el borrador de resolución esté listo en noviembre de este año, para recabar nuevas observaciones antes la reunión de enero.    

La Séptima Conferencia de Revisión de la ONU, que se celebrará en julio de 2015 aprobará el proyecto de resolución, que luego será presentado a la Asamblea General de la ONU para su adopción.


Conozca nuestras Recomendaciones