05 diciembre, 2011

Ley Modelo de Insolvencia Familiar para América Latina y el Caribe

El miércoles 7 de diciembre presentaremos a nivel regional la Ley Modelo de Insolvencia Familiar. Ese día estaremos cumpliendo otro importante objetivo del programa regional destinado a la protección de los consumidores de servicios financieros.

Escribe Juan Trímboli, Director para América Latina y el Caribe de Consumers International


Hoy vemos que junto con la dinámica del endeudamiento personal y familiar, se registra una tendencia al sobreendeudamiento. Éste constituye un grave riesgo, tanto para los consumidores como para la vida económica y social de los países, como lo está demostrando la crisis económica y financiera mundial, que tuvo su origen, entre otros factores, en la negligencia para regular los mercados crediticios.

Hace ya varios años que la Oficina de Consumers International para América Latina y el Caribe identificó el tema de los créditos y el endeudamiento de los consumidores, como estratégico para el trabajo regional. Desde entonces hemos implementado, en conjunto con las organizaciones de consumidores, numerosas iniciativas. Todas ellas se orientan a generar en la región una nueva cultura financiera, que tenga en su centro dos componentes principales: una práctica de consumo responsable por parte de las instituciones financieras, el Estado y los consumidores, y una legislación sobre insolvencia familiar.

Actualmente en América Latina y el Caribe no existen instituciones que sirvan en la práctica para enfrentar y dar solución adecuada al sobreendeudamiento de los consumidores. Es por esto que los acreedores ejecutan aisladamente sus créditos y, de hecho, el consumidor no cuenta con instrumentos que le permitan reconducir la situación y establecer las bases para rehacer su vida personal y familiar.

La Ley Modelo de Insolvencia Familiar nace entonces como una herramienta para que la parte más débil de la relación de consumo pueda enfrentar en situación de equilibrio las negociaciones con los proveedores de servicios financieros.

Por lo tanto nos pareció razonable y deseable que, al igual que en países europeos y en los Estados Unidos, los países de la región cuenten con procedimientos que permitan a los consumidores encontrar soluciones razonables a los problemas del sobreendeudamiento.


La Ley Modelo de Insolvencia Familiar es un producto colectivo ya que en su elaboración participaron muchas personas que entregaron su tiempo y sus conocimientos. A todos ellos nuestro agradecimiento.


Sabemos que no será un proceso fácil, como tampoco lo fue la aprobación de las leyes de protección del consumidor, muchas de las cuales también tuvieron como base una Ley Modelo elaborada por Consumers International. Sin embargo en la actualidad todos los países tienen una Ley de Defensa del Consumidor o se encuentran en un avanzado proceso de elaboración como es el caso de Bolivia.


Tenemos confianza en la materialización de nuestra propuesta porque hoy el movimiento de consumidores es más fuerte y porque se ha ido extendiendo la comprensión de la necesidad de una cultura financiera marcada por la transparencia y el respeto de los derechos de las personas.

A partir del lanzamiento de la Ley Modelo, nos abocaremos con fuerza a su difusión a nivel regional, a la apertura de instancias de diálogo con representantes del sector financiero y a un intenso cabildeo con parlamentarios y otros representantes de instituciones públicas.


Baje aquí el PDF con la Ley Modelo de Insolvencia Familiar para América Latina y el Caribe