07 mayo, 2012

Guía de Autoevaluación de Bancos, un espejo en el cual mirarse


Antonino Serra, de CI, explica el proceso que ha culminado con la decisión de elaborar una Guía de Autoevaluación para los Bancos, herramienta que los propios bancos podrían aplicarse a sí mismos para medir el grado de cumplimiento que tienen sus acciones y sus políticas en relación a las áreas y temas que son sensibles para los consumidores. 


En 2011, Consumers International con el apoyo de la Fundación AVINA de Chile elaboró una Guía de Monitoreo de Bancos e instituciones financieras con la finalidad de que los consumidores y sus organizaciones puedan tener una herramienta para evaluar el comportamiento de estas entidades financieras en relación a la publicidad que realizan, la información que brindan, el respeto a los derechos de los consumidores en general, el tipo de contratos que poseen y de qué manera incorporan la responsabilidad social a sus prácticas.

En las conversaciones mantenidas luego de su publicación con una serie de actores relevantes dentro del mundo de la protección del consumidor y los servicios financieros, junto con AVINA estimamos que sería una buena idea avanzar en una herramienta similar que los propios bancos pudieran aplicarse a sí mismos para medir el grado de cumplimiento que tienen sus acciones y sus políticas en relación a las áreas y temas que son sensibles para los consumidores. Es así que comenzamos el desarrollo de una Guía de Autoevaluación para bancos, con el mismo espíritu que la anterior guía de monitoreo.

El trabajo de elaboración de la Guía de Autoevaluación comenzó con un documento de base, en el cual se expuso la relevancia que el tema de los servicios financieros para los consumidores y para Consumers International – que lo tiene como uno de sus temas primordiales de trabajo – y la necesidad de avanzar hacia un escenario en el cual los actores del mercado financiero, esto es, consumidores, entidades financieras y reguladores, pudieran confluir en, al menos, un conjunto de principios básicos en relación a las relaciones que se establecen entre ellos. 

Esta creación de confianzas mutuas conlleva la necesidad de transparentar la información, respetar los marcos legales y oír al otro. El documento también reseña el trabajo ya realizado en el campo de los servicios financieros y señala la filosofía en la cual se apoya el mismo.

El siguiente paso es la realización de una reunión de expertos en estos temas, que incluye a representantes de bancos y sus asociaciones, expertos en responsabilidad social y organizaciones de la sociedad civil, que tendrán como tarea el definir cuáles son los aspectos de autoevaluación que la guía debería contener. 


Reunión de expertos

Esta reunión debía realizarse el 20 de abril pero por problemas relacionados con la adecuación de las agendas de los expertos convocados, se traspasó para mediados de mayo, y se realizará en Buenos Aires.

Definidos los contenidos de la guía, se trabajará en su redacción por tres meses, luego de lo cual, y con el primer borrador en la mano, se convocará nuevamente a los expertos para que den su parecer y hagan los comentarios y críticas. Esto llevará a la redacción del texto final, que será presentado en un evento convocado a tal fin.

El proyecto prevé también que al menos un banco aplique esta guía una vez que esté finalizada, con el objeto de validarla y, eventualmente, corregir aquello que pueda haber sido dificultoso de aplicar o medir.

Confiamos en que esta Guía de Autoevaluación para Bancos nos permita contar con una herramienta más para el trabajo que en el campo de los servicios financieros viene realizando CI a nivel global, regional y nacional.

1 comentario:

Odecu Libertador dijo...

El trabajo de Consumers International ya tiene continuación en el proyecto Aplicación de la Guía de Monitoreo de Bancos ejecutado por Consumidores Asociados, ODECU Libertador, en Rancagua, captal de la región del Libertador O'Higgins.

Más antecedentes sobre el proyecto en:

http://www.odeculibertador.cl/index.php/gmb