08 mayo, 2012

Estamos en las redes sobre Enfermedades Crónicas No Transmisibles

Hubert Linders, de CI, escribe desde Brasilia donde está participando en el Foro Panamericano de Enfermedades Crónicas y No-Transmisibles, organizado por la OPS, para entregar la perspectiva del consumidor.




Hace 60 años la ciudad de Brasilia existía sólo como una idea. El presidente Juscelino Kubitschek comenzó en 1956 a convertir esta idea en acción, y en tres años se construyó la nueva capital de Brasil en plena selva para estar más cerca de todos los brasileños.

En esta ciudad tan joven se está llevando a cabo este 7 de mayo la 15ª reunión de la red CARMEN de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) con el lema “Transformar la política de salud pública en acción”, que se convertirá los días 8 y 9 de mayo en el Foro Panamericano de Acción contra las las Enfermedades Crónicas y No-Transmisibles (ECNT). Participan 35 países y 15 ONG (ver Agenda).

Es la primera vez que CI participa como observadora de esta red, conformada por representantes de los ministerios de Salud con la OPS en el rol de secretaría. Con sus proyectos claves de Alimentación (Comida chatarra, Ingesta de sal, Codex Alimentarius y Bioseguridad), para CI es central acceder a este Foro y dar la perspectiva del consumidor al tema de las ECNT.

CARMEN (Conjunto de Acciones para la Reducción y el Manejo de las Enfermedades No Transmisibles) es la hermana de CINDI, una red similar cuyo idioma es el inglés. Ambas se enfocan en las enfermedades crónicas que han logrado el primer lugar en importancia en la salud pública de casi todos los países en el mundo.

En varios países donde todavía no está solucionada la desnutrición ya hay mucha gente con obesidad o sobrepeso a causa de los alimentos altos en grasas, azúcares, sal y energía y con carencia de micronutrientes.


Obesidad y sobrepeso, ejemplo de las ECNT, como también lo es la diabetes, ya no son enfermedades de personas con altos ingresos sino que afectan cada vez más a aquellas más humildes. Una situación reconocida no hace tanto tiempo, y que es una de las razones porque las ECNT no llegaron a formar parte de los objetivos del milenio.

Cifras abrumadoras

En el primer día de la reunión se escucharon los logros de nueve países en la región y una perspectiva regional, así como los desafíos que todos los países tienen por delante.

Los datos son abrumadores: millones de pacientes (se prevén mil millones de personas con diabetes o prediabetes en 2030), vínculos con enfermedades ya casi erradicadas (como la tuberculosis), alto porcentaje de muertos prematuros anualmente y gastos de salud pública astronómicos, trillones de dólares hasta 2020 [para comparar: 50 veces más de lo que se gastó para mitigar las crisis bancarias hace unos años…]. Se trata de enfermedades también como cáncer, dolencias cardiovasculares y respiratorias crónicas, entre otras.

Algunos países hablaron sobre actividades físicas (Colombia), logros en la reducción de sal en el pan y otros productos (Argentina, Brasil), o la lucha contra el tabaquismo y empresas tabacaleras (Uruguay). El ministro de salud de Aruba mencionó que 8 en cada 10 adultos en su isla padecen sobrepeso u obesidad, lo que da una señal muy potente a los niños y niñas que pueden creer que lo normal es parecerse a un personaje de una pintura de Botero…

Atención de los pacientes

El segundo día las presentaciones enfatizaron en la necesidad de efectuar cambios en los sistemas de la atención a los pacientes con ECNT, porque el sistema está diseñado para atender las enfermedades y no a las personas (paciente o consumidor). Hubo presentaciones interesantes de países como Jamaica, Paraguay, Cuba y Brasil.

En la tarde haremos grupos de trabajo para utilizar todo el material entregado y convertir las nuevas ideas en propuestas y pasos concretos para poder llevar a cabo una vez que los participantes estén de regreso en sus países. La idea hoy es que se reúnan médicos, industria y ONG, por separado primero, para mañana agrupar a todos los sectores en mesas redondas a fin de conformar asociaciones multisectoriales entre autoridades, academia y comunidad científica, el sector privado y la sociedad civil.

Las ENCT no sólo afectan países a escala macro sino también a los pacientes y sus familias porque, como consumidores de medicamentos y servicios de salud, éstas  pueden hacerles caer en la ruina económica por sus tratamientos. Según la directora de la OPS, nos ha costado a todos -gobiernos, industria, sociedad civil-, mucho tiempo para llegar a esta situación y nos costará a todos muchos esfuerzos para resolver este enorme problema. Ahora, ¿qué se puede hacer para combatir este desastre de salud pública? Sólo se pueden esperar logros con la participación de todos los sectores de la sociedad, donde los intereses de los usuarios y consumidores son centrales. Eso ya no se discute.

2 comentarios:

Hubert Linders dijo...

Las cuatro enfermedades crónicas causando más víctimas, según la OMS, son cáncer, enfermedades cardiovasculares, enfermedades respiratorias crónicas y diabetes. Se agrega en general también la obesidad. Se puede evitar o postergar su comienzo tomando en cuenta sus cuatro factores de riesgo comunes: fumar, consumo de demasiado alcohol, una dieta no-saludable y falta de actividades físicas.

Existen más ECNT mentales y neurológicas como por ejemplo la demencia y la enfermedad de Alzheimer, trastornos autoinmunes como psoriasis, y otras enfermedades como osteoporosis, artritis, hipertensión, etc.

Hubert Linders dijo...

Según el informe Estadísticas Sanitarias Mundiales 2012 de la OMS, en el mundo, uno de cada tres adultos tiene presión arterial alta, una condición que causa alrededor de la mitad de todas las muertes por accidente cerebrovascular y enfermedad cardíaca.
Estadísticas Sanitarias Mundiales 2012 publicado hoy, pone de relieve el creciente problema de la carga de enfermedades no transmisibles. El estudio señala también que uno de cada diez adultos tiene diabetes.

http://who.int/gho/publications/world_health_statistics/2012/es/index.html