20 enero, 2015

Cómo la protección del consumidor puede ayudar a la visión de la ONU sobre prosperidad compartida



El mundo se perderá una gran oportunidad si no hacemos mayores vínculos entre la protección de los consumidores y el desarrollo sustentable, explica la Directora General de CI Amanda Long.

Esta semana, los estados miembros de la ONU se están reuniendo en Nueva York para comenzar a definir un conjunto de Objetivos de Desarrollo Sustentable (ODS). Estos reemplazarán a los influyentes Objetivos de Desarrollo del Milenio de la ONU (ODM) y se lanzarán en septiembre de 2015.

Ese mes también será testigo de la revisión final de las Directrices de la ONU para la Protección de los Consumidores (UNGCP), para hacerlos más relevantes para los consumidores en el actual mercado global.
___________________________________________

Consumers International cree que se perderá una gran oportunidad si no hacemos mayores conexiones entre la protección del consumidor y el desarrollo sustentable.


A pesar que los consumidores están en el corazón de muchos de los temas tratados en los ODS, hay poca o ninguna mención de la protección del consumidor.

La protección y empoderamiento de los consumidores deben ser reconocidos como fundamentales para el desarrollo sustentable. Ambos garantizan que la gente de todo el mundo sea tratada de manera justa y con dignidad en el mercado, y tenga acceso a productos y servicios seguros y saludables. Esto es particularmente importante para las personas pobres y vulnerables que se encuentran a menudo entre las más explotadas.

La protección y el empoderamiento de los consumidores proporcionan un medio claro para frenar las desigualdades y promover la equidad, la justicia y la prosperidad en una economía global cada vez más compleja. 

Para dar sólo tres ejemplos de por qué la protección de los consumidores es importante para los ODS:
  • El Objetivo 2 propuesto tiene como objetivo "acabar con el hambre, lograr la seguridad alimentaria y una mejor nutrición". Para lograr esto, los consumidores deben tener acceso a alimentos nutritivos y asequibles que sigan las normas de seguridad alimentaria.
  • El Objetivo 3 propuesto pretende ‘asegurar una vida sana y promover el bienestar para todos en todas las edades’. Esto no solo significa que los consumidores necesitan tener acceso a servicios de salud, sino también protección contra productos y servicios inseguros que causan enfermedades, lesiones o muerte.
  • El Objetivo 8 propuesto llama a lograr un 'crecimiento económico sostenido, inclusivo y sustentable’. Es difícil ver cómo se puede lograr esto a menos que los consumidores estén representados y capacitados para desempeñar su parte en la economía.
La manera más eficaz de establecer el vínculo entre la protección de los consumidores y los ODS, es hacer de la implementación de las Directrices de la ONU para la Protección de los Consumidores uno de los objetivos de los ODS.

Esto proporcionará un apoyo real práctico a la protección de los consumidores:
  • Se elevará el perfil de la protección de los consumidores ante las organizaciones y organismos internacionales y nacionales que no la han considerado previamente como parte de su agenda.
  • Será necesario que la comunidad internacional monitoree e informe la aplicación de las Directrices de la ONU de manera regular.
Debido a todo lo señalado anteriormente es que CI está pidiendo que las Directrices de la ONU para la Protección de los Consumidores sean incluidas dentro de la meta que ha propuesto relativa a los "Medios de implementación y la asociación global", con el siguiente objetivo verdaderamente transversal:
  • Para el 2030 asegurar que todos los países hayan aplicado las Directrices de la ONU para la Protección de los Consumidores.
La capacidad de las personas para consumir, las opciones de consumo disponibles y el trato justo como consumidores, afecta fundamentalmente la calidad de su vida y del medio ambiente que les rodea.

Es evidente, entonces, que los objetivos de los ODS para erradicar la pobreza, proteger el planeta y promover la prosperidad compartida, se basa fundamentalmente en cómo los consumidores piensan y actúan, y cómo se protegen sus oportunidades y opciones en el mundo desarrollado y en desarrollo. 

CI espera con interés un mayor compromiso en una agenda de desarrollo más incluyente y centrada en los consumidores a lo largo de este año de vital importancia para que la prosperidad compartida sea una realidad.