15 marzo, 2013

Falta de protección de los consumidores en un mundo cambiante



La Directora General de CI, Helen McCallum, se refiere a la única encuesta mundial de protección del consumidor realizada hasta ahora, cuyos resultados CI divulgó esta semana.


Hoy, 15 de marzo, es el Día Mundial de los Derechos del Consumidor. Para destacarlo, hemos lanzado las conclusiones de un estudio notable, sin duda uno de los más remarcables de su tipo.

Le preguntamos a 70 organizaciones de consumidores en 58 países que nos informaran sobre el estado de protección de los consumidores en sus países. Los resultados, que se destacan en la infografía anterior, han sido fascinantes.

No sólo revelan una preocupante falta de atención de los gobiernos en torno a algunos de los más importantes temas relativos a los derechos del consumidor, sino que en muchos países también encontramos una legislación ineficaz vigente.

Apenas la mitad (52%) de los países encuestados tiene una política nacional para proteger a los consumidores. Y aun cuando la legislación específica existe, de ninguna manera garantiza la justicia para los consumidores. Por ejemplo, aunque el 91% de los gobiernos multa a las empresas que violan las leyes de consumo, sólo el 55% ordena compensación financiera a los consumidores.

La encuesta también indica una falta de acción de los gobiernos ante determinadas preocupaciones de los consumidores, entre las que están el comercio electrónico, el impacto ambiental y el comportamiento de las empresas.

Por ejemplo, menos de una tercera parte de los gobiernos (29%) cuentan con mecanismos para resolver disputas de comercio electrónico fuera de los tribunales, lo que implica que las víctimas de las malas prácticas pueden ser obligadas a pedir reparación por medio de costosas tramitaciones judiciales.

Apenas la mitad (52%) exige a las empresas revelar el consumo de energía de los aparatos electrodomésticos, dejando a los consumidores sin información acerca del impacto medioambiental de los productos que compran.

Menos de la mitad (47%) utiliza incentivos, tales como exenciones de impuestos y sistemas de etiquetado, para alentar a las empresas a ser ética y socialmente responsables.

El estudio también indica una falta de compromiso con la educación del consumidor, ya que sólo 2 de cada 5 gobiernos la incluyen en los programas escolares nacionales, y sólo el 38% monitorea la conciencia acerca de los derechos de los consumidores. Esto ocurre a pesar que muchos gobiernos citan la educación del consumidor como un principio fundamental de la protección efectiva de los consumidores.

Esta encuesta esboza un trabajo a medias. Si bien se han logrado avances en muchas áreas, todavía hay una inaceptable falta de protección de los consumidores en otros, tanto en el mundo desarrollado como en desarrollo.

Esto demuestra que las actuales preocupaciones de consumo, tales como los derechos digitales, el impacto ambiental y la responsabilidad corporativa, no están siendo adecuadamente atendidos por los gobiernos. Y donde existen incluso las leyes más elementales de protección de los consumidores, no están siendo aplicadas efectivamente.

Por esta razón, junto con nuestras organizaciones miembros y simpatizantes, estamos exigiendo mejores leyes, políticas eficaces y medidas más severas, junto con una actualización de las Directrices de Naciones Unidas sobre la Protección del Consumidor a fin de que reflejen verdaderamente las necesidades legítimas de los consumidores de todo el mundo.

Estas medidas son lo mínimo que los consumidores pueden esperar.