05 marzo, 2014

Amanda Long: el vínculo entre consumidor y ciudadano es inseparable



Asumió su cargo como Directora General de Consumers International (CI) el 13 de enero pasado, y AMANDA LONG enseguida dejó claro su interés en escuchar y colaborar con las organizaciones miembros y grupos de apoyo de CI ofreciendo un Webinar de preguntas y respuestas sólo 15 días después de su arribo.

Quisimos ahondar en su visión del movimiento de consumidores y en su experiencia profesional a través de la siguiente entrevista que concedió gustosa y especialmente dirigida a los miembros de CI en América Latina.

Sigue la entrevista:



Como usted viene del mundo de la industria, ¿cómo cree que esto se verá reflejado en su gestión en CI? ¿Qué usaría de esa experiencia para desarrollar en CI?

Pasé tiempo trabajando con empresas de primer nivel porque quería impulsar cambios desde dentro. Quería asegurar la entrega del ambicioso sistema de certificación del Marine Stewardship Council, y quería cambiar la forma en que las grandes empresas se relacionan con los consumidores.

La experiencia me ha enseñado muchísimo sobre cómo funcionan las empresas multinacionales, sus puntos de influencia, y hasta dónde están dispuestas a ir para salirse con la suya. También sé cuándo están seriamente comprometidas con el cambio, y cuándo esto es sólo de la boca para afuera.

Sin duda traigo mi experiencia en esta área a mi trabajo, sí, porque la comprensión de los negocios y sus motivaciones es absolutamente crucial para el éxito del movimiento internacional de consumidores. No podemos conducir con éxito el cambio, a menos que entendamos la magnitud y el alcance del desafío.

También me gustaría hacer hincapié en que el trabajo en el sector empresarial es sólo una parte de donde vengo. Me uno a CI desde el movimiento cooperativo donde fui directora para el Este de Inglaterra de la Co-Operative Society, y he trabajado durante muchos años con organizaciones benéficas y empresas sociales. Estoy tremendamente entusiasmada con este rol en Consumers International porque creo que esta organización tiene el potencial para dirigir un cambio social real y para que las corporaciones más grandes del mundo rindan cuentas. Eso es lo que estoy decidida a hacer que suceda.

La industria utiliza el marketing social como una importante herramienta. Este marketing también existe para promover ideas y conceptos. ¿Cree usted que CI podría aplicar algunas herramientas de marketing social, orientadas a lograr un mayor impacto?

CI tiene que usar todas las herramientas a su alcance para transmitir su mensaje. Aunque nunca tendremos los enormes presupuestos que las empresas tienen para invertir en marketing, deberíamos estar comunicándonos a través de nuestra red de miembros y simpatizantes y, sobre todo, haciendo uso pleno de nuestra voz genuinamente independiente. No podemos subestimar el poder potencial de esta independencia e imparcialidad: es el activo más importante del movimiento de consumidores y, creo, está subutilizado en nuestras comunicaciones actuales.

Me gustaría ver a Consumers International poner en juego todo su peso en las comunicaciones digitales, ayudando a nuestras organizaciones miembros a posicionarse como fuentes de información confiables y autorizadas en el panorama de los medios sociales.

Como sabe, la membresía de CI es multicultural y diversa en sus puntos de vista y formas de trabajar la defensa de los derechos de los consumidores. ¿Cómo es su visión en torno a este tema?

Sin lugar a dudas, nuestra diversidad es nuestra fuerza. Es lo que nos da nuestra legitimidad y nuestra autoridad. Si la perdemos entonces perderemos nuestro mandato internacional y el derecho a decir que representamos a los consumidores del mundo, por lo que mantener la diversidad es fundamental para mí.

La diversidad de nuestro movimiento también nos debe hacer más eficaces. A través de nuestras oficinas regionales somos capaces de profundizar en los problemas más apremiantes de los consumidores  y saber cómo difieren de país a país. Nos da acceso a formas nuevas y alternativas para encontrar soluciones que deben ser de beneficio para todos nuestros miembros, de todo tamaño y estatura. Estoy comprometida en asegurar que CI nutre ese diálogo, proporcionando a las organizaciones miembros una red invaluable.

América Latina y el Caribe es una de las regiones en la que la desigualdad social y económica es más alta que en otras. Esto se refleja en los enormes niveles de desigualdad en el acceso a la salud y el saneamiento y la alimentación saludable por ejemplo (la comida chatarra es la más barata en nuestros países).   

¿Cree que el movimiento de consumidores forma parte del movimiento social que en nuestra región lucha para combatir esta desigualdad o tiene la visión de un movimiento de consumidores como un protagonista único trabajando para conseguir sus objetivos?

Para mí, el vínculo entre el consumidor y el ciudadano es inseparable. Gran parte de la interacción que tenemos con el poder es a través de lo que hacemos como consumidores, ya sea la comida que consumimos, los servicios básicos que utilizamos, dónde ponemos nuestro dinero, o lo que hacemos con nuestros datos personales.  Así es que en este sentido, el movimiento de consumidores es una parte muy importante del movimiento social.

Pero, igualmente, nuestra gama de preocupaciones y las cosas que queremos cambiar hacen que el movimiento de consumidores sea único en relación a otras causas. ¿Quién más tiene el mandato de hacer campaña sobre todos los temas, desde la eliminación de los antibióticos en la cadena alimentaria, a una mejor protección del consumidor financiero?!

Nuestra singularidad debería ser lo que hace que nuestros argumentos sean tan convincentes. Podemos proporcionar una perspectiva de la desigualdad social y económica que nadie más tiene. Vamos a usar eso para atraer a otros hacia nuestra causa.

Una de las mejores herramientas con que cuenta CI para apoyar a sus miembros, especialmente en los países en desarrollo, es la implementación de proyectos para ampliar las destrezas y capacidades de sus organizaciones. 

¿Podemos esperar en América Latina y el Caribe que en el futuro existan nuevas iniciativas y proyectos de recaudación de fondos que consideren trabajar con nuestros miembros?

Estamos en camino de entregar nuestra actual estrategia sobre Empoderamiento Organizacional, y estoy muy impresionada con lo que he visto hasta ahora.

La finalización de nuestra encuesta a la membresía sobre el Modelo de Trabajo Sustentable ha revelado algunos detalles valiosos sobre cómo los grupos de consumidores pueden desarrollar su capacidad financiera, de organización, y campañas; nuestro programa de E-learning ya ha visto más de 90 personas de la membresía de CI construyendo habilidades en la defensa de mejores estándares nacionales de bienes y servicios (y para 2014 se prepara más e-learning a través de las redes sociales, sobre servicios financieros y planificación de proyectos), y acabamos de lanzar un programa piloto de tutorías para los miembros de CI para desarrollar aún más sus conocimientos y experiencias.  

Espero que todas las organizaciones miembros de CI en América Latina y el Caribe aprovechen estos grandes beneficios.

¿Cuándo cree que podrá venir y conocer la realidad cotidiana de nuestras organizaciones miembros en América Latina y el Caribe?

Es muy importante para mí visitar todas las oficinas regionales de CI tan pronto como pueda. Nuestros equipos regionales son absolutamente vitales para el éxito de nuestra tarea de defensa, la fuerza de nuestra membresía, y el futuro de la protección de los consumidores en todo el mundo. Los equipos de las oficinas regionales de CI están haciendo un excelente trabajo y quiero salir a conocer al personal, y a tantas organizaciones miembros como pueda, a lo largo de 2014. ¡Así es que estén atentos!

Estoy en contacto regular con Juan en la oficina de Santiago y tengo grandes esperanzas de llegar a la región de América Latina a finales de este año. ¡Realmente espero conocerlos a todos!