29 septiembre, 2014

Los nuevos temas en las Guías de la ONU para la Protección del Consumidor



ALTAGRACIA PAULINO, Directora Ejecutiva del Instituto PRO CONSUMIDOR de República Dominicana, comparte su alegría por "participar de manera activa en la discusión de lo que deberán ser las nuevas guías o directrices de la ONU para la protección de los derechos de los consumidores, desde una perspectiva innovadora, democrática y participativa".

De ser asumidas estas nuevas Directrices, dice Altagracia, se "producirá un despertar en la conciencia de quienes habitamos este planeta con la esperanza de una mejor convivencia entre los actores principales de la aldea global: los proveedores y los consumidores".
___________________________________
Las primeras directrices aprobadas en la resolución 39-248 del 9 de abril el año 1985, del siglo pasado, trajeron consigo las iniciativas que dieron origen a legislaciones nacionales de protección al consumidor y facilitaron a los gobiernos herramientas para el inicio de políticas públicas que garantizaran la protección de la ciudadanía ante el cambio inminente del ordenamiento económico.

Estas directrices fueron revisadas en el año 1999, donde se agregaron algunos temas entre ellos, el derecho del consumidor a un medio ambiente saludable en el que debía desarrollar sus actividades.

Quince años después, con un nuevo siglo encima, tenemos un sistema de mercado de ofertas de bienes y servicios ofrecidos en abundancia como para garantizar el consumismo que es un mal que no solo acentúa la desigualdad sino que propicia estrés y  otros males a quienes no pueden acceder a ese mercado.

La revolución tecnológica ha traído consigo lo que se conoce como la era del conocimiento, y le ha sido muy útil al mercado por la rapidez con que se produce la información y la publicidad de los bienes y ofertas nuevas que entran al mercado a una velocidad nunca antes conocida. 

De ahí que en la discusión sobre los temas que deben contener las nuevas guías de Naciones Unidas para la protección del consumidor aparezca como tema prioritario el Comercio Electrónico y los Servicios Financieros.

Comercio Electrónico

La nueva forma de relacionarse por las vías que ofrecen las nuevas tecnologías implican un nuevo consumidor que realiza sus operaciones mediante los mecanismos electrónicos que nos ofrece esta era. Así el comercio electrónico crece a un ritmo acelerado sin que se haya podido implementar un sistema seguro que garantice la equidad en esa forma de comercio por lo que unas directrices claras contribuirán a que los gobiernos puedan diseñar políticas públicas relacionadas con los usuarios del comercio electrónico, los cuales son vulnerables en sus transacciones planetarias.

Si bien es cierto que algunos países tienen leyes para regular estas relaciones, las mismas no van a la velocidad de las ofertas y muchas quedan rezagadas y ni alcanza el tiempo para aplicarlas. De modo que se impone una nueva relación y por ende nuevas normas que la regulen. 

Servicios Financieros 

En cuanto a los servicios financieros debemos afirmar que la crisis del 2008 no debe repetirse jamás porque tambaleó la economía mundial, creando pobreza, desempleo y un retraso en el desarrollo social y humano por lo que entendemos que debe incluirse una disposición que comprometa a legislar para que en caso de quiebras de los bancos y las entidades financieras, en lugar que los gobiernos inyecten recursos para intentar salvarlas por sus malas prácticas o fraude, éstas respondan por sus acciones  y se otorgue preeminencia al pago de los ahorros de los depositantes y que la responsabilidad solidaria entre sus accionistas, socios y directivos respondan con sus bienes.

Que el dinero que se invierta en “salvar a bancos” se destine a una especie de banca solidaria donde se abra el acceso al crédito a numerosas personas víctimas de malas prácticas del sistema  financiero.    

Otros temas como la protección de los datos personales, los mecanismos de reparación colectiva, la publicidad engañosa, el acceso al conocimiento, el turismo, el comercio transfronterizo, asuntos inmobiliarios  y servicios públicos han fluido en las discusiones sobre las nuevas directrices.

De ser asumidas estas nuevas Directrices, se "producirá un despertar en la conciencia de quienes habitamos este planeta con la esperanza de una mejor convivencia entre los actores principales de la aldea global: los proveedores y los consumidores.

Comisión de la ONU para los Consumidores

Un último tema identificado, es la necesidad de que se cree una estructura interna en la ONU para la implementación de las directrices como sería unaComisión de Naciones Unidas para la Protección de los Consumidores y el Grupo Intergubernamental de Protección al consumidor, que impulse y evalúe las directrices en todos los países miembros.

Una tarea que propusimos en la reciente reunión del Foro Iberaomericano de Agencias de Protección del Consumidor (FIAGC) en Bogotá es que cada país comience a hacer lobby con cada uno de sus representantes en la ONU para dar a conocer estas propuestas y así garantizar el voto favorable cuando sea conocida por el organismo.

Finalmente, es necesario reconocer el papel jugado por la UNCTAD para llevar a cabo los foros necesarios para la discusión de estas guías y la cooperación de todas las agencias de gobierno de protección del ciudadano en su relación con el mercado: los consumidores.