15 marzo, 2016

Por qué KFC, McDonald's y Subway deben sacar los antibióticos del menú


Con motivo del Día Mundial de los Derechos del Consumidor 2016, la Directora General de Consumers International, AMANDA LONG, explica por qué la resistencia a los antibióticos es un tema tan importante, el papel que tienen las cadenas globales de comida rápida en la lucha contra ella y lo que están haciendo las organizaciones miembros de CI en todo el mundo para hacer campaña a fin de sacar los antibióticos del menú (#AntibioticsOffTheMenu).




Cada semana se publica una nueva historia sobre la amenaza para la salud humana de la creciente resistencia a los antibióticos. La Organización Mundial de la Salud ha advertido que nos enfrentamos a una era post-antibiótica, en la que ya no tendremos más un tratamiento eficaz contra las infecciones bacterianas. Si no se toman medidas urgentes para hacer frente a la resistencia a los antibióticos podríamos encarar un futuro en el que las infecciones comunes y lesiones menores podrán matar de nuevo. 

La resistencia a los antibióticos es impulsada por el uso excesivo de actuales medicamentos. Con más de la mitad de los antibióticos del mundo consumida por los animales, los antibióticos en la ganadería es un factor que contribuye de manera importante. A pesar de esto, el uso de antibióticos en la ganadería se prevé que crecerá en dos tercios: de 63.200 toneladas en 2010 a 105.600 toneladas en 2030.




Este martes 15 de marzo es el Día Mundial de los Derechos del Consumidor. Consumers International y sus organizaciones miembros están utilizando este día de acción para llamar a KFC, McDonald’s y Subway a hacer compromisos globales, con plazos definidos, para dejar de servir carne de animales tratados rutinariamente con antibióticos clasificados como importantes para la medicina humana por la Organización Mundial de la Salud. 

McDonald’s ha hecho tal compromiso en relación a los pollos en EE.UU. y Canadá. Pero ese compromiso no se extiende a otros tipos de carne, ni a otros países fuera de América del Norte. Subway se ha comprometido a dejar de servir carne de cualquier animal tratado con antibióticos en EE.UU. Y KFC no ha contraído compromisos significativos en ningún lugar. 

Por supuesto que nos gustaría ver otras cadenas de restaurantes, así como proveedores de carne y minoristas, asumir compromisos globales con plazos definidos para detener la venta de carne de animales tratados rutinariamente con antibióticos importantes para la medicina humana. Nos centramos en estas tres cadenas debido a que, entre ellos, tienen más de 100.000 restaurantes. Se trata de algo más que de un sencillo poder de compra, sin embargo, estos son nombres globales con capacidad de influir en los mercados, incluso en los que tienen un menor número de puntos de venta. 

Este Día Mundial de los Derechos del Consumidor llama a las principales marcas mundiales a actuar de manera responsable. La resistencia a los antibióticos se está extendiendo en todas las regiones del mundo. Si no se controla, esta resistencia matará a 10 millones de personas al año para el año 2050. Dada la magnitud de la crisis mundial de salud pública que enfrenta el mundo debido a la resistencia a los antibióticos, hacer compromisos parciales es insuficiente. Los esfuerzos de KFC hasta ahora han sido simbólicos y McDonalds y Subway deben ir mucho más allá. 

Como marcas globales, KFC, McDonald’s y Subway se encuentran en una posición fuerte para establecer el estándar para la industria a nivel mundial y conducir una disminución en el uso de los antibióticos en la ganadería, mucho más rápidamente que el cambio legislativo por sí solo. Vea lo que están haciendo nuestras organizaciones en todo el mundo para marcar el Día Mundial de los Derechos del Consumdor en nuestro Mapa Global. 

Vea también nuestra campaña de fotos #AntibioticsOffTheMenu tomadas por organizaciones de CI a través dle mundo fuera de locales de conocidas cadenas de comida rápida.