31 enero, 2011

Davos: signos de preocupación y de esperanza

Joost Martens, Director General de Consumers International, escribe desde la Reunión Anual 2011 del Foro Económico Mundial que acaba de concluir en Davos (26 - 30 enero).



Por unos días me uní a cerca de 2500 personas más -líderes de gobiernos, empresas y sociedad civil- en este pueblo de los Alpes suizos. Al estar aquí, uno percibe que Davos significa conocer gente, y hacerlo en diversos contextos tanto formales como informales. En este sentido asistí a grandes sesiones plenarias donde jefes de Estado hablaron sobre sus visiones del mundo, como el presidente Sarkozy. Pero también participé en paneles de discusión con ministros y directores generales, reuniones de trabajo, sesiones de almuerzo, reuniones durante la cena y mucho más.

Mientras esto ocurre se realizan múltiples reuniones al mismo tiempo. Se dice acá que un problema para los participantes es no saber si no deberían estar en otra reunión más interesante que se puede estar realizando paralelamente dentro del Foro. Y, por supuesto, con tantos líderes gubernamentales y de la industria alrededor, muchas de las reuniones que mantienen no se incluyen en el programa oficial.

Trabajo en redes

Davos es acerca de las redes. Tomaría meses tratar de conseguir citas con muchas de las personas que están aquí, e incluso puede que no se logre. En Davos, es posible acercarse a ellos de manera informal y hablar por un momento o tomar un café juntos. Por ejemplo, he confirmado con un orador invitado para el Congreso Mundial de Consumers International su participación en Hong Kong en mayo.
También hablé sobre la protección de los consumidores en los servicios financieros y cómo la presidencia francesa del G-20 lo pondrá en la agenda del G-20. Hice los arreglos para una reunión ministerial para uno de nuestros directores regionales, y hablé con el secretario general de la ISO sobre las sinergias entre las normas ISO y el trabajo de CI.

Consumidores

Por supuesto que los contenidos de la reunión importan, especialmente debido a que existen esperanzas y expectativas de que lo que se discute aquí tendrá un impacto positivo sobre el estado del mundo (el lema del Foro Económico Mundial es "Comprometidos con la mejora del estado del mundo ').

El interés de los consumidores estuvo presente en muchos temas. Para nombrar algunos: “El sistema financiero internacional: Back on Track”; “La Nueva Realidad del Poder del Consumidor”; “La Nueva Realidad del Cambio Climático”; “Los Consumidores Jóvenes: Jóvenes contra Viejos Modelos; “Recableando la Empresa Responsible”, y “La Nueva Realidad de un Estilo de Vida Sostenible”.

He tratado de traer a Davos la experiencia de CI y el conocimiento dentro de los temas principales que preocupan a los consumidores y que son relevantes para sus organizaciones. Esto fue posible en relación con nuestro trabajo en el sector financiero, donde pedimos menor complejidad de los servicios que están en el mercado. También sobre el fortalecimiento de los consumidores, donde no se trata de dar más y más información a los consumidores. Pedimos a los gobiernos y a la industria asegurarse de que lo que está en los estantes no es «tóxico», sino seguro y sostenible.

Precios de alimentos

Un tema que asusta a la mayoría, en lo que he oído y recogido, es el riesgo en torno a un alza de los precios de las materias primas, especialmente de los alimentos. Esto puede tener consecuencias futuras en el acceso a los alimentos para los consumidores pobres, lo cual es una preocupante perspectiva.
Tecnología y esperanza

Por otro lado, una clara señal de esperanza vino al hablar de la increíble potencia y posibilidades de las comunicaciones, las tecnologías móviles y aplicaciones digitales. Asistí a una sesión sobre "convergencia digital" sobre las posibilidades en el uso de teléfonos móviles, de manera diferente para los consumidores de economías desarrolladas y de economías emergentes y en desarrollo.

Así que hay tanto signos de preocupación como de esperanza en las reuniones que se desarrollan en los Alpes. (Más información en Swissinfo).