13 octubre, 2014

Buenas noticias para luchar contra la obesidad en las Américas



El Director de CI para América Latina y el Caribe, Juan Trímboli, comenta en este blog las más recientes noticias relativas a las reivindicaciones de la sociedad civil sobre el tema de la alimentación saludable.

Pero también se refiere a una de las medidas más relevantes tomadas por los gobiernos de las Américas el último tiempo: el plan para luchar contra el sobrepeso y la obesidad aprobado el 2 de octubre pasado por los gobiernos que integran la Organización Panamericana de la Salud (OPS).
_____________________________ 
Se trata de una muy buena noticia para los consumidores de nuestra región: los Ministros de Salud de América Latina, Estados Unidos y Canadá, reunidos en Washington, aprobaron de manera unánime un conjunto de acciones concentradas en el Plan de Acción para la Prevención de la Obesidad en la Niñez y la Adolescencia.

Las mismas se orientan a reducir los altos porcentajes de sobrepeso y obesidad existentes en dichos segmentos de la población, porcentajes que continúan aumentando en forma alarmante. 

El Plan de Acción describe en su objetivo general  la necesidad de “detener el aumento acelerado de la epidemia de la obesidad en niños y adolescentes, de manera que no se registre aumento alguno en las tasas de prevalencia actuales en cada país”.

La estrategia se enfoca en niños y adolescentes, considerando que cuanto más temprana es la edad en la que una persona adquiere sobrepeso, mayor es el riesgo de obesidad en edades más avanzadas.

Desde hace muchos años venimos sosteniendo la necesidad de promover políticas y medidas legislativas que garanticen la salud de la población, promoviendo estilos de vida saludables y poniendo barreras firmes al avance de la prevalencia del sobrepeso, la obesidad y las enfermedades crónicas no trasmisibles. 

En esa perspectiva, junto con las organizaciones de consumidores,  hemos implementado campañas denunciando la comida chatarra y la publicidad dirigida a los niños.

A la vez se elaboró un documento de Recomendaciones para una Convención Global para la promoción y protección de dietas saludables, cuyo objetivo es impulsar a las autoridades públicas a adoptar un paquete de instrumentos normativos que protejan y promuevan la alimentación saludable.

El apoyo a las Recomendaciones de CI va en aumento, y esperamos que la reunión que sostendrán los ministros de Salud y Agricultura de todo el mundo, el 19 de noviembre en Roma, sea una instancia que nos permita continuar sumando voluntades a esta iniciativa.

En todo este proceso, un hecho relevante lo constituyen las recientes normativas legales en los países de la región que apuntan a elevar los impuestos a las bebidas azucaradas y productos de alto contenido calórico, a reglamentar la publicidad y la venta de bebidas azucaradas y productos ultraprocesados al interior de las escuelas y a establecer etiquetados frontales con mensajes sencillos, donde se destaca la aprobación del etiquetado con el sistema del semáforo en Ecuador.

Si bien podemos celebrar avances, existe todavía un largo camino que recorrer y para ello es necesario continuar sumando voluntades, investigar, formular propuestas sólidas y movilizar a la ciudadanía para que las autoridades públicas resistan la presión de la industria de alimentos y asuman su responsabilidad con la conformación de sistemas alimentarios saludables.