13 abril, 2015

Montevideo: trazabilidad desde el productor al consumidor

Montevideo, capital del Uruguay, comienza a implementar un sistema de trazabilidad obligatoria de los alimentos desde el productor al consumidor, un gran objetivo de las organizaciones de consumidores de todo el mundo. 

RAQUEL SÁNCHEZ, presidenta de Consumidores y Usuarios Asociados (CUA), de Uruguay, nos recuerda los interesantes avances de Uruguay en el área alimentaria. 

 "El año pasado se comenzó a implementar la Ley sobre Meriendas Saludables en los centros educativos; se aprobó el Decreto por el cual se retiran los saleros de las mesas de los restaurantes y comedores; se aprobó, para Montevideo, el etiquetado obligatorio de los alimentos con contenido transgénico y, ahora, es obligatorio para las empresas que requieren la habilitación, presentar un plan de trazabilidad".
_____________________________________

En efecto, un decreto de la Junta Departamental de noviembre de 2014, incorporó dos nuevos elementos a los requisitos exigibles a toda empresa alimentaria para su habilitación: la obligatoriedad de tener un Plan de Trazabilidad y la obligación de retirar del mercado un producto cuando sepa que puede ser potencialmente no inocuo para el consumidor. 

En este contexto, la Intendencia Municipal de Montevideo celebró el Día Mundial de la Salud -bajo el lema mundial de la inocuidad de los alimentos- con un seminario que tuvo a la trazabilidad como su tema central. 

El seminario contó con una mesa que presentó el tema, integrada por representantes del gobierno municipal, la academia, y Mercado Modelo, que han llevado a cabo un proyecto de trazabilidad en frutas y hortalizas, representantes de la Cámara de Alimentos y, para el cierre de la mesa, fue invitada CUA para hablar sobre La visión de los Consumidores. 

¿Por qué los alimentos son, en la actualidad, tema de debate y desde el gobierno se están implementando políticas referentes a este tema? Porque lo que estamos eligiendo para alimentarnos nos está matando. 

Si bien el término inocuidad se aplica más desde el punto de vista microbiológico, nos gustaría reforzar el concepto de que no sólo las bacterias y los microorganismos patógenos nos enferman, sino que también dentro del término "inocuidad" tenemos que incluir el exceso de grasa, de sal, de azúcares refinados, ingredientes de mala calidad causantes de enfermedad, discapacidad y muerte a largo plazo. 

¿Qué derechos tenemos como consumidores? Vamos a remitirnos al Manifiesto de los Derechos de los Consumidores aprobado en la Cumbre Mundial de la Alimentación (Roma 1996), y de ellos resaltamos dos:  
  1. Garantía de inocuidad por parte del Estado, y  
  2. Derecho a ser informado para una alimentación sana. 
A nivel nacional, Uruguay cuenta desde el año 2000 con la Ley de Relaciones de Consumo que en su artículo sexto se refiere a los derechos básicos del consumidor incluyendo los mencionados. 

Ahora, la incorporación en la normativa departamental de un Plan de Trazabilidad exigido a las empresas alimentarias, no busca sino cumplir con nuestros derechos y con la reglamentación vigente. 

Importancia de la información confiable

¿Cuántos de nosotros leemos toda la información contenida en las etiquetas antes de comprar un alimento? Los motivos por los cuales elegimos una marca está en relación con el precio, con el mensaje publicitario, con la información en las redes sociales, el boca a boca, internet. 

Pero, ¿cuándo elegimos un alimento porque sabemos que ha sido producido por una empresa seria, que cumple con toda la normativa, que capacitó a sus empleados y cuenta con un sistema de trazabilidad? No lo hacemos, porque desconocemos esa información. Un ejemplo de lo anterior son las noticias tales como las siguientes: 

 - "Intoxicación alimentaria de 120 niños en escuela xx. Las muestras de carne, pollo, arroz y queso utilizado en la comida proporcionada a los menores están siendo analizadas."

 - "La Intendencia de Montevideo multó a la firma xx, por encontrar presencia de un elevado recuento de coliformes totales y Staphylococcus Aureus en muestras de helado”. 

Esta información dicha así es grave para el consumidor. Una cosa es la INFORMACIÓN que se da y otra es LA PERCEPCIÓN de riesgo que tienen los consumidores quienes sólo conocen lo que leen o escuchan a través de los medios. 

La información destinada a los consumidores tiene que ser sólida y veraz acerca del riesgo real, y diferenciarse del riesgo que percibe la ciudadanía ante noticias contradictorias e insuficientes. 

Cómo vemos la trazabilidad 
  • Oportunidad de mayor transparencia: trazabilidad hacia atrás con información disponible para cualquier consumidor en todo momento. 
  • Motivación para que el sector industrial mejore la calidad de procesos en el desarrollo de productos y servicios, logre mayor prestigio en el mercado y mejor competitividad frente a productos importados. 
  • Mayor tranquilidad del consumidor desde el punto de vista microbiologico, pero también nutricional (conocer origen y calidad de los ingredientes: grasas, azúcares, aditivos, etc.) Herramienta que puede generar más confianza hacia las empresas e instituciones de contralor. 
  • Requiere apoyo a las PYMES, principalmente en capacitación del recurso humano. Aprobar leyes y decretos requiere de voluntad y decisión politica, pero ponerlos en práctica requiere recursos económicos, no siempre disponibles. 
Que el consumidor tenga información clara y veraz de las dos caras de la moneda; que le permita una participación activa en el control y no sólo le llegue la publicidad del producto o se entere por la prensa cuando hay un problema de inocuidad. 

La finalidad de la prensa es vender información sin importar muchas veces su veracidad y ello hace daño, desprestigia a las buenas empresas, tira por el suelo el trabajo de mucha gente y los recursos que han dispuesto las pymes para salir adelante, asi como los recursos del gobierno. 

Pretendemos que la información recabada por este sistema de Trazabilidad no quede guardada en los cajones de la empresa esperando ser mostrada cuando llegue una inspección bromatológica o en el gobierno municipal para la habilitación de la empresa. 

Esperamos que haya un sistema de información pensado para el consumidor, especialmente en un momento en el que a todo niño y adolescente del sistema educativo público se le brinda una computadora y puede acceder a los datos básicos del producto y de quién lo produce o importa. 

Aspiramos a mayor información y educación de la ciudadanía para que le permita, a mediano plazo, ser consumidores más concientes y responsables. 

Como una de las conclusiones finales del seminario, las autoridades plantearon la necesidad de comenzar a trabajar con la Asociación de la Prensa Uruguaya, el gobierno y los consumidores, para capacitar a la prensa sobre cómo informar a la sociedad sobre temas de salud y/o alimentación que tienen implícitos una mayor percepción de riesgo. 

Más adelante les informaremos como sigue este tema.