03 octubre, 2012

ADELCO deja de publicar su relevamiento de precios en Argentina

Luego de más de 20 años de hacerlo, Acción del Consumidor (ADELCO), de Argentina, decidió de dejar de publicar los resultados del relevamiento mensual de precios que realiza.

Claudia Collado, Presidenta de ADELCO explica el porqué de esta medida.


 
La decisión de suspender la publicación de nuestro relevamiento de precios,  la tomamos después de evaluar que no están dadas la condiciones para publicarlo de la manera en que estamos convencidos debe hacerse, debido a una fortísima presión que, paradójicamente, recibimos del gobierno argentino.

ADELCO recibió de la Subsecretaría de Defensa del Consumidor tres notas en las que se cuestionaba y se pedían precisiones sobre la manera en que la organización realiza ese relevamiento de precios de alimentos y artículos de higiene.

Además de esas notas, posteriormente la Subsecretaria de Defensa del Consumidor, Lic. María Lucila Colombo, solicitó que no publiquemos los precios promedios y porcentajes que habitualmente se consignan, y que sólo publiquemos los precios de cada producto porque, según ella, dando a conocer dichos porcentajes no estamos cumpliendo con la Ley de Defensa del Consumidor porque estamos violando el deber de informar en forma veraz, clara y suficiente. En notas periodísticas descalificó el relevamiento diciendo que los datos que arroja no coinciden con el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC), un organismo que está altamente cuestionado en Argentina y en el exterior.

ADELCO tiene la plena seguridad de que no viola la Ley de Defensa del Consumidor ni que no informa a los consumidores verazmente y de forma clara, pero publicar sólo precios de productos que el consumidor puede consultar por sí mismo no nos parece útil si no le damos además otras herramientas que les permitan comparar o conocer de qué manera se incrementaron los precios. Por eso decidimos que si no le podíamos dar al consumidor la información completa no era coherente seguir publicando nuestro relevamiento porque no estaríamos cumpliendo con la función que una organización de consumidores debe tener, que también surge de la Constitución Nacional.

Además, la Subsecretaria de Defensa del Consumidor nos descalificó a través de un artículo publicado en la página web de su organismo, utilizando conceptos que bien podrían considerarse agraviantes. Por ejemplo, dice que las respuestas de ADELCO a las notas por ella enviadas son “impresentables”. ADELCO en ningún momento se dirigió a la Subsecretaria en esos términos sino con el respeto que creemos debe dispensarse a las autoridades.

Y nos llama poderosamente la atención que en los 9 años que este gobierno lleva en el poder jamás hasta ahora se haya puesto en duda el relevamiento realizado por ADELCO.

La protección del consumidor ha sido siempre una tarea que enfrenta a dos actores con fuerzas dispares: por un lado los consumidores, ese grupo que como bien significó el Presidente John Kennedy, somos todos y que representa la parte más débil de la relación de consumo; y por el otro a los poderosos, aquellos que a través de acciones o presiones pretenden imponer su voluntad a los consumidores. ADELCO debe sostener su lucha en favor de los derechos de los consumidores no sólo frente a las empresas sino que ahora también frente al gobierno.

Tamaña paradoja si pensamos que más allá de las comprensibles y sanas miradas diferentes que puedan tenerse, se espera que un organismo como la Subsecretaría acompañe el desarrollo de las asociaciones de consumidores que con sus distintos enfoques son el movimiento de consumidores. Esto porque ADELCO entiende que en un estado de derecho, el disenso y la diferencia de opiniones antes de causar temor, depresión y retraimiento – como lo menciona la Subsecretaria en el artículo publicado en la web – es un elemento esencial del debate que debe darse. Y que ese debate no puede sostenerse en agravios y en preconceptos porque, de ser así, el resultado estará lejos de contribuir a la mejora del bienestar del consumidor.

En un estado de derecho, también, la libertad de expresión y el control social deben ser prácticas incuestionables, sobre todo por parte de los gobiernos.

Publicaremos el relevamiento cuando nos sea posible hacerlo de manera independiente y sin las cortapisas que actualmente tenemos. Y seguiremos adelante con nuestro trabajo que es valorado por nuestros socios y por la enorme cantidad de consumidores que nos mostraron su apoyo ante estas tristes circunstancias que estamos atravesando.