17 mayo, 2015

Comienza la Asamblea Mundial de la Salud

Entre el 18 y el 24 de mayo tendrá lugar la Asamblea Mundial de la Salud  en Ginebra y, en ese marco, Consumers International planteará, por intermedio de su Directora General, Amanda Long, la necesidad urgente de contar con una Convención Global para proteger y promover las dietas saludables. 

Para JUAN TRÍMBOLI, Director de CI para América Latina y el Caribe, "luego del éxito alcanzado en la campaña realizada el pasado 15 de marzo, la Asamblea Mundial de la Salud se convierte en una instancia relevante para informar y dialogar con los representantes de gobiernos, organismos internacionales, organizaciones de la sociedad civil y especialistas en el tema alimentario".
 __________________________________________________
Alcanzar el objetivo de una Convención Global demanda de Consumers International un trabajo permanente, riguroso y basado siempre en el aporte que hacen las organizaciones de consumidores en las diferentes regiones y países.

Este aporte se concreta en los vínculos que se establecen con las respectivas autoridades nacionales de salud, con el objetivo de que éstas apoyen y promuevan la Convención Global en el seno de la Organización Mundial de la Salud.

No podemos esperar resultados en el corto plazo, pero sí tenemos que trabajar cada día para que nuestra propuesta sea convincente y para que la movilización de la sociedad civil sumada a la voluntad política de algunos gobiernos, se imponga al lobby de empresas alimentarias que resisten la existencia de una Convención Global en el ámbito de las dietas saludables.

Avanzar en la dirección que proponemos, supone también involucrarnos en temas específicos que influyen en una alimentación saludable. Por ejemplo la reducción de la sal, el etiquetado de los alimentos, prohibir la venta de alimentos chatarra en los colegios, la publicidad dirigida a los niños, etc.

En esta oportunidad la Asamblea Mundial de la Salud tiene en su agenda la discusión de un Plan de Acción Mundial sobre el uso de los antibióticos en los alimentos. Es conocido que de manera permanente se utilizan los antibióticos en la producción de animales de granja.

A la vez, el aumento en el cultivo intensivo de peces se acompaña de infecciones bacterianas que son tratadas con antibióticos que se incorporan al alimento de los peces. Esta situación tiene como consecuencia un aumento en la resistencia a los antibióticos en aquellas personas que consuman los productos derivados de los animales y peces tratados con estos fármacos.

Estamos ante un tema que genera una preocupación creciente en los consumidores, quienes demandan carnes que provenga de alimentos que no hayan sido tratados con medicamentos que contribuyan a una resistencia antimicrobiana en los seres humanos.Ante esta presión algunas empresas ya se han comprometido con plazos para eliminar de la cadena de suministro alimentario aquellos antibióticos que perjudican a los seres humanos.

Consumers International ya ha formulado recomendaciones para reducir el uso de los antibióticos en animales de granja y junto con sus organizaciones miembros continuará trabajando en esta dirección. Sin duda que la aprobación de un Plan de Acción Mundial por parte de la Asamblea Mundial de la Salud ayudaría para que gobiernos y empresas tomen medidas más efectivas.